Inicio / Riesgos y Medidas Preventivas

Riesgos y Medidas Preventivas

Con cualquier trabajo en altura se debe contemplar la posibilidad de que ocurra un accidente. En el caso de la poda en altura el riego no sólo es de caídas sino de percances con las herramientas. En este apartado se desarrollan los principales riesgos y las medidas preventivas que cualquier trabajador del sector debe conocer y aplicar para poder llevar a cabo con la mayor seguridad posible su tarea.
Si usted necesita contratar empresas de poda en altura que le lleven a cabo un trabajo, debería exigir que cumplan con dichas medidas y a ser posible que tengan un seguro. El tema de la prevención de riesgos laborales es algo muy serio y todas las partes deben prestar la máxima atención.

libros prevencion riesgos

Ruido

El ruido es un mal que nos afecta no sólo en el trabajo sino en la vida diaria. Pero si ponemos que para podar en altura trabajamos con herramientas a motor, que al entrar en marcha generan un ruido, estamos ante un riesgo laboral.

Una de las partes de nuestro EPI a la hora de trabajar son sin duda unos cascos, lo que se conoce como la protección auditiva. No debemos pensar que por un rato que vamos a usar la motosierra no debemos ponernos protección. Posiblemente si sólo fuera esa vez que la vamos a usar, podría pasar. Pero distintas exposiciones a lo largo de nuestra vida van poco a poco perjudicando nuestra capacidad auditiva y será dentro de varios años cuándo nos demos cuenta que debíamos haberlos usado.

Si quieres conocer más sobre las características de este tipo de cascos, aquí te dejemos uno muy recomendable.

casco-prevencion-riesgos-laborales

Golpes y Cortes

Aquí estamos ante un riesgo habitual en cualquier ambiente de trabajo con maquinaria y más si dichas herramientas son de corte, como las podadoras, tijeras, etc. Debemos prestar mucha atención al manejo correcto de la herramienta dado que puede producirnos a nosotros mismos o al compañero, algún tipo de corte.

Hay muchas pautas a seguir y muchas de sentido común, pero por eso mismo muchas veces las olvidamos. Podríamos mencionar:

  • Que en cualquier desplazamiento la máquina parada, hacia atrás y con medidas de seguridad propias de ella.
  • Evitar los retrocesos de las herramientas.
  • Mucho cuidado cuándo se está cortando una rama en no perder la trayectoría de dicho corte.

Y lógicamente llevar al completo el equipo de protección individual que nos va a proteger de los golpes y cortes, como son chaquetas de fibras especiales, guantes, cascos y botas anticortes entre otras. Eso sí, no debemos usar estas prendas para transportar en ellas equipos punzantes o cortantes. Entre las prendas más importantes está un buen pantalón, peto, etc que sea anticortes, por si la sierra o herramienta que usamos se salta o por otro motivo llega a tomar contacto con nuestro cuerpo, el pantalón sea capaz de frenarlo. Y también lo mismo para unos guantes. Dos ejemplos son los siguientes productos.

pantalones-anticorteguantes-anticorte

En este punto podemos añadir las caídas de objeto, las cuales pueden llegar a producirnos fuertes golpes que nos produzcan algún tipo de daño como rotura, dislocación, dejarnos incoscientes, o hasta desgarro de la piel. Cuándo se poda un árbol la zona de alrededor debe estar despejada de toda persona debido al riesgo de caída de ramas que pueden llegar a producir en nosotros dicho golpe.

Y no sólo las personas que están abajo tienen un riesgo de golpe al caer una rama cortada, también el propio podador si el desplazamiento de la rama no es el esperado. En el siguiente vídeo se puede ver un accidente por este tipo de riesgo. Le avisamos que las imágenes del vídeo pueden ser algo fuertes para algunas personas.

Caídas a nivel

La caída a nivel es uno de los principales riesgos a los que se enfrenta un trabajador en altura cuándo se dispone a efectuar la tarea de podar. A nivel se dice porque estamos cayendo de una altura a otra, en este caso podría ser desde la copa del árbol al suelo.

Es un riesgo continuo con el que se tiene que trabajar dado que para ahcer la poda en altura debemos subir, trepar hasta metros considerables. Para ello la empresa encargada del trabajo pondrá a disposición del podador los materiales de poda necesarios para ascender, trepar y que serán los que evitarán dicha caída.

Una formación correcta también evitará que se produzca este tipo de percance pudiéndo llegar a ser letal para el trabajador, de ahí que deba estar tranquilo y seguro de lo que hace siguiendo unas pautas que podrían ser entre otras:

  • Usar el EPI completo y correctamenta.
  • Mantener los pies firmes ya sea en la plataforma con la que asciende o en el árbol si es trepando.
  • Toda la zona en la que se vaya a producir el trabajo debería estar lo más despejada posible, tanto de materiales como de personas. Las caídas también pueden ser al mismo nivel por tropiezo.
  • El arnés de seguridad siempre debe estar fijado, nunca, jamás se debe estar en algún momento sin asegurar por un arnés.
  • Todas las herramientas que se utilicen, durante el transporte hasta la altura fijada para la poda, deberá ser transportada parada, con medidas de seguridad como la funda puesta en la motosierra y siempre hacia atrás.
  • No trabajar días con mal clima. El viento puede ser muy peligroso en este tipo de tareas.
  • Bajar lenta y cuidadosamente del árbol una vez se ha terminado la poda.

Como queda patente el peligro de caída en altura está presente, pero hoy día los materiales utilizados y los conocimientos hacen que sea poco frecuente. No por ello se debe dejar de prestar atención y para ello existen normativas de obligado cumplimiento como el RD 1215/1997 que nos habla de este tipo de trabajos y las medidas a llevar siendo la técnica de seguridad anticaídas obligatoria.

Vibraciones

Cualquier máquina que produzca algún tipo de movimiento, como es la motosierra, está presente la posibilidad de que debido a su propio funcionamiento o a un mal mantenimiento, produzca vibraciones a la hora de ser usada.

Pongamos el caso de que mientras el podador está subido a varios metros de altura, arranca la herramienta y esta empieza a funcionar, mientras la tiene agarrada con las dos manos fuertemente, se empieza a producir una continua vibración ligera pero existente. Por principios de física que no vamos a detallar dado que ese no es el fin de dicha web, las vibraciones de la máquina se pasan a las manos y de las manos al resto del cuerpo aunque no seamos conscientes de ello.

Una prolongación continua a este tipo de vibraciones son perjudiciales para la salud. Para evitarlo en la mayor medida posible debemos tener siempre las herramientas en el mejor estado, en concreto los amortiguadores de la motosierra. Debemos usar guantes que minimicen la vibración y nunca sobrepasar el tiempo de uso. Hay que tomar los descansos necesarios para evitar este tipo de riesgos mientras podamos un árbol.

En el siguiente vídeo de animación podrá ver bien a qué nos referimos cuándo hablamos de vibraciones en trabajos con herramientas.

Contacto Térmico y/o Eléctrico

Cuándo hablamos de que es un riesgo para el trabajado el contacto térmico en un trabajo de poda en altura, nos estamos refiriendo a distintas causas que pueden ocasionar una quemadura en alguna parte del cuerpo humano. Muchas de las herramientas que se utilizan en este tipo de trabajos, como ya hemos comentado en otros párrafos, son a motor y con movimientos. Cualquier movimiento produce calor y si este es elevado y tocamos dicha herramienta sin protección, podremos tener asegurada algún tipo de quemadura.

También es frecuente tener que acudir a podar árboles que por diversos motivos se encuentran muy cercanos a tendidos eléctricos. En este caso si usted contrata la poda con una empresa debería asegurar que dichos profesionales contactan con la compañía eléctrica para dar aviso. Así si usted es una empresa debería hacerlo sin duda alguna para que la eléctrica tenga constancia de esos trabajos cercanos a líneas con alta tensión. Aquí es dónde puede venir el riesgo a la hora de la poda, y es que cualquier error que se pueda cometer puede meternos en un apuro con la electricidad.

A menor medida también podremos tener riesgos eléctricos con la maquinaria que usemos, que puede ser eléctrica.

riesgo poda contacto electrico

 

Clima

Actualmente no existe ningún valor concreto en cuánto a condiciones climáticas que indiquen si se puede o no llevar a cabo una poda en altura. Es decir que no está legislado con cuántos kilómetros hora de viento no se debería trabajar, ni con cuántas precipitaciones. Aquí vuelve a entrar el sentido común, el que nos dice que si está haciendo un viento tal que las ramas se mueven de forma notable, lo mejor es no subir e incluso si son ramas viejas con peligro de desprendimiento, acordonar la zona.

Lo mismo en caso de que haga un exceso de calor en el ambiente, o que el sol pegue con mucha fuerza y sean horas de mayor radiación. Aquí se corre el riesgo de sufrir un golpe de calor y a varios metros de altura no es nada aconsejable de que nos pase. En estos casos hay que hidratarse bien y aunque el tiempo lo pida, no debemos prescindir de la ropa necesaria para la poda.

En general no deberíamos llevar a cabo una poda en altura cuándo el viento pasa los 40 km/h, llueve fuertemente, nieva, hiela, hay una tormenta eléctrica o bajo un fuerte sol.

medir velocidad viento no podar

Legislación al respecto

Normas UNE, Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, Real Decreto 2177/2004, de 12 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio

Ni mucho menos estos son todos los tipos de riesgos que hay a la hora de podar en altura, vuelve por aquí las próximas semanas e irás viendo uno nuevo.

Videos de poda en altura y los riesgos que supone

Y para muestra de que la poda en altura y todo tipo de trabajos con árboles supone un riesgo tanto para la integridad física de la persona como de los alrededores del arbol, entre varios videos que he visto aquí os dejo un video con varios trabajos que no acaban del todo bien.

Recuerda que una buena formación a través de un buen curso de poda en altura y libros de poda puede paliar este tipo de peligros.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar