Inicio / epoca / Poda en Altura en Invierno

Poda en Altura en Invierno

La poda en altura en invierno, como ahora vamos a ver, es un proceso que se presente como imprescindible si queremos cuidar la salud de nuestros árboles. Más si cabe si tenemos en cuenta que, por norma general, y sobre en algunas zonas geográficas muy concretas, las bajas temperaturas así como las lluvias y otros efectos del clima pueden llegar a puntos extremos.

Principales beneficios de la poda en altura en invierno

El primer beneficio que tiene la poda en invierno está estrechamente relacionado con los árboles de hoja caduca sobre todo. Esto es así por el hecho de que cuando llega el momento de la poda estos árboles no tienen hojas y por lo tanto la poda en sí no debilita tanto al árbol en cuestión.

poda en altura invierno

La segunda ventaja que nos encontramos con la poda en altura en invierno tiene que ver con la práctica que nos permite dar forma a los árboles. Y es que es precisamente en este momento cuando más cómodo nos resulta llevarla a cabo debido a las pocas hojas que tienen los árboles a excepción hecha, por supuesto, de los de hoja perenne.

Pero es que además, el invierno se presenta, como la estación del año ideal para todo lo que tiene con las labores de regeneración del árbol en sí. Más que nada porque a pesar de que es cierto que esta tarea se puede llevar a cabo todo el año, la escasa frondosidad de los árboles ayuda a que los cortes sean más certeros y precisos al mismo tiempo que ayuda a que se puedan distinguir mucho mejor las ramas que no están sanas y que necesitan ser cortadas de manera urgente.

En último beneficio, pero no por ello poco importante, que podemos destacar de la poda invernal en altura es el hecho de fortalecer las ramas. De este modo, estaremos no solo sanando sino preparando a los árboles para que, cuando llegue la primavera, la puedan afrontar con más vigor y fuerza y no solo tengan unas flores más sanas sino más atractivas al mismo tiempo.

¿Cuál es el momento ideal para la poda invernal?

En esta época del año la respuesta es meridianamente clara. El momento ideal para realizar la poda es, sin lugar a dudas, antes de que comiencen las fuertes heladas, esto es, al inicio del periodo invernal. Las razones por las que es mejor anticiparse al frío al frío son varias y todas ellas de peso.

  • La primera de ellas es por la propia comodidad de las personas que van a realizar la poda, sobre todo si esta es en altura.
  • En segundo lugar hay que destacar que en estos primeros días de invierno todavía estamos a tiempo de podar ramas que con el paso de los días y las bajas de temperaturas sufrirán más daños hasta poder morir incluso.
  • Esta razón tiene mucho que ver con la anterior ya que cuantas más ramas en malas condiciones haya en los árboles más probabilidades hay que de que estas contagien al resto.

Sobre poda en altura

Estamos para ofrecerte en una sóla web la mejor información respecto a la poda en altura. Día a día trabajamos para mejorar. Recibe nuestro mejor abrazo. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *